Nutricion e hidratacion

Hidrata y nutre tu piel

La diaria hidratación del rostro es vital, y es algo de lo que ningún tipo de piel está exento.  Después de los 30 años la hidratación se hace insuficiente y la epidermis empieza a requerir de nuevas fuentes de nutrición. Por su parte, las pieles más jóvenes, apagadas o fatigadas necesitan de mayores cantidades de agua y sustancias que faciliten su fijación. Las pieles más maduras, que presenten líneas de expresión, van a necesitar de cuidados adicionales.

No tienes que acudir a productos comerciales para dedicarle los mejores cuidados a tu cutis. Ya sea que quieras limpiar tu piel, hidratarla o nutrirla puedes hacer uso de diferentes tratamientos naturales que te ayudarán a revitalizarla desde el interior. No dejes de leer el siguiente post; vas a descubrir todos los secretos que tenemos para ti para que aprendas a hidratar tu piel.

Ciertas cremas ayudan bastante para tratar, tanto el contorno de los ojos como el resto del rostro, no obstante, según el tipo de piel es necesario saber que producto aplicar. Las pieles con tendencia grasa, por ejemplo, no requieren de la aplicación de cremas; de hecho, entre menos productos se apliquen mucho mejor. Eso no quiere decir que de vez en vez este tipo de pieles no se deshidraten; llegado el caso, los expertos recomiendan emplear geles o serum. Quienes presentan una piel grasa normalmente también tienen una piel más gruesa en la que las arrugas no se hacen tan evidentes, sin embargo la flacidez es un tema recurrente en estos casos, por eso el tratamiento aplicar estará destinado a reforzar la piel y  para ello se recurrirá al silicio y los geles ácidos que estimulen la producción de colágeno.

Para las pieles normales con tendencia mixta en las que la zona T presenta algo de grasa, la recomendación es que se hidraten una vez se haya aplicado el proceso de limpieza. La crema perfecta para estos casos es aquella que protege del frío en los días de invierno, y del sol, cuando el verano llega con toda su fuerza. Este tipo de piel puede emplear la misma crema tanto en el día como en la noche; solo se recomienda una crema nutritiva si se tiene demasiada tendencia a la sequedad o se ha sufrido los estragos del frío.

Si tu caso es de piel seca, entonces vas a necesitar de mayores cuidados. En este tipo de pieles los folículos no segregan demasiada grasa, lo que obliga a obtenerla de manera externa. Aquí es imprescindible aplicar diariamente la crema de día y la crema de noche. Los especialistas recomiendan aplicar dos cremas diferentes debido a que mientras dormimos la piel empieza a regenerarse y se puede poner más crema ya que va a estar más receptiva. La crema que se unte de día tendrá que ser específica para piel seca; recomendamos aquellas que presentan componentes hidratantes como el ácido hialurónico. Las cremas de noche, preferiblemente, deben estar enriquecidas con aceites tipo rosa mosqueta, aceite de argan o aceite de jojoba.

 

Infusiones para la piel

Un método natural para hidratar la piel desde el interior es a través del consumo de algunas infusiones como el té verde, la manzanilla, el romero o el té blanco. Las infusiones recién nombradas cuentan con excelentes propiedades para ayudar a mantener la salud de la piel ya que le proporcionan mayor vitalidad y ayudan a humectarla desde las capas más profundas hasta las más superficiales. No solo se pueden tomar como infusión; la mayoría de estas se pueden aplicar directamente sobre la piel.

 

Aceites naturales

Quizás esta sea la mejor forma de regenerar, hidratar y rejuvenecer la piel en profundidad. El aceite de oliva, el aceite de almendras, el aceite de gargán, el aceite de mosqueta, el de sésamo y el aceite de jojoba están entre los más efectivos para cuidar nuestro cutis.

 

Añadir un comentario

Estás utilizando un programa tipo AdBlock que bloquea el servicio de "captchas" publicitarios empleado en esta web. Para poder enviar tu mensaje, desactiva AdBlock.