Limpieza facial

Limpieza facial para cada tipo de cutis

No importa la edad que tengas, siempre es posible lucir una piel bella y saludable aplicando los cuidados necesarios. No tienes que recurrir a costosos tratamientos para lograrlo, la naturaleza misma se encarga de brindarte los elementos que necesitas para mantener limpio e hidratado tu cutis. La limpieza es el paso fundamental para conservar la salud de la piel ya que a diario tenemos que lidiar contra factores como la contaminación, lo que podría llegar a obstruir los poros, impidiendo que nuestra piel respire. Bajo estas circunstancias es importante llevar a cabo una correcta higiene facial.

 

Aparte de seguir rutinas diarias de limpieza, te aconsejamos llevar a cabo tratamientos semanales que potencialicen el cuidado de tu piel; los peelings y las mascarillas te pueden ayudar a limpiar en profundidad; no importa qué tipo de piel tengas, los tratamiento varían muy poco, lo que cambia es el producto y la manera en que se aplica en cada caso. Debes saber con total seguridad cuál es tu tipo de piel, de lo contrario podrías estar tomando decisiones equivocadas que conlleven a resultados desastrosos. Respecto a esto, el sitio https://www.vix.com/es/, previene acerca de elegir los productos equivocados para hacer la exfoliación; no se recomienda el uso de  esponjas, ya que son bastante fuertes para la piel del cutis. Debes, igualmente, tener cuidado a la hora de emplear ciertos exfoliantes caseros ya que podrían estar mal preparados, por eso, antes de hacer uso de cualquiera de ellos verifica que no contengan ingredientes tóxicos o muy agresivos.

 

La hora de la limpieza

A la hora de hablar de hábitos de limpieza, debemos empezar a hablar de limpiar primero de adentro hacia afuera. Si no lo sabías, los intestinos están íntimamente relacionados con la piel, por lo que vamos a concentrarnos en limpiarlos a fondo para que funcionen como debe ser. Uno de los problemas que más se presentan al respecto es el estreñimiento debido a que produce una acumulación de sustancias tóxicas que, al no ser eliminadas naturalmente, resultan terminando en el riego sanguíneo. Cuando esto ocurre, el cuerpo hará todo lo posible por eliminarlas a través de la piel, ya sea en forma de impurezas, sudor, etc.

Existen varios métodos naturales para limpiar el intestino y prevenir el estreñimiento:

  • Consume diariamente fruta madura y verdura fresca; las ciruelas, los higos, las manzanas y los vegetales de hoja verde como las espinacas o las acelgas son un buen comienzo.
  • Agrega semillas de lino a tus menús.
  • Desayúnate con cereales integrales: pan, pasta, arroz, trigo, etc.
  • Toma a diario dos vasos de agua caliente estando en ayunas.

 

Limpieza facial

Tus hábitos de limpieza son cruciales si quieres presumir de una piel bella. Realiza la limpieza tanto en la mañana como en la noche, al levantarte y al acostarte. Jamás debes irte a dormir con el rostro maquillado o sucio; retira el maquillaje con agua micelar, un aceite o una leche desmaquilladora.

 

Limpieza para las pieles grasas

Para este tipo de pieles se requieren  productos que se aclaren con agua, en la mañana y en la noche, y para esto es ideal el empleo de espumas y geles. Al momento de aplicar el producto humedece tu rostro y emulsiona de manera circular hasta que se forme espuma. Finaliza aclarando con abundante agua. Repite un par de veces esta rutina.

 

Limpieza para pieles normales y mixtas

Según el grado de mixtura se recomienda usar productos similares a los de la piel grasa. En la noche realiza una limpieza profunda, empleando para ello un producto que se aclare con agua, una espuma o un gel limpiador. Si el clima en el sitio en el que vives es demasiado caluroso, la limpieza vendrá a ser más pertinente en la mañana.

 

Limpieza para pieles secas

En estos casos es preferible utilizar leches limpiadoras o aceites en lugar de agua. Este tipo de pieles tienen el poro más cerrado, por lo que no es tan frecuente que se ensucien, no obstante una buena limpieza va a erradicar las células muertas, haciendo que la piel luzca más nítida. En el caso de la leche limpiadora, se debe aplicar directamente añadiendo un poco de loción o leche en la mano, mientras que, con la yema de los dedos, se va masajeando de manera circular comenzando por los ojos.

 

 

Añadir un comentario